Viernes, 22 Octubre 2021

logo para cedet                                            Año 2021. Edición N° 15 / Registro ISSN-L: 2709-8079

TEMA En memoria de Carlos Velarde Reyes (Cito). A cinco años de su partida. Sus documentos de trabajo y opiniones que guardan vigencia

COLUMNISTAS

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Movimientos sociales africanos: demandas y desinterios de los partidos políticos (****)

0
0
0
s2sdefault

Breve historia de la integración latinoamericana

Por Amauri Queiroz (Brasil)

“Lo cierto es que nuestra latinoamericanidad, tan evidente para quienes nos miran desde afuera y ven nuestra esencial identidad macroétnica, simplemente no nos convierte todavía en una entidad política autónoma, una nación o una federación de Estados nacionales latinoamericanos. Pero no es imposible que la historia lo haga” (Darcy Ribeiro, 1998).

La historia muestra que los pueblos latinoamericanos, antes de la llegada de los europeos, eran un grupo humano en constante interacción. Esto lo podemos ver a través del Sendero de Peabiru, un camino largo y misterioso que conectaba el Océano Pacífico con el Atlántico y con registros de 1524.

Partiendo de algún punto de la costa atlántica, los indígenas guaraníes caminaron por el Peabiru, ingresaron al interior del continente por mesetas y montañas y llegaron a los Andes. El camino formado por una red de varios senderos cortos y rectos tendría más de cuatro mil kilómetros de longitud. Uno de estos senderos partía de Palhoça, región del actual estado de Santa Catarina y se dirigía al Perú, exactamente en el Imperio Inca.

En testimonio de la investigadora Rosana Bond, el jefe Werá Tupã, informa: “Los guaraníes iban allí (en los Andes) y en ocasiones incluso ayudaron a los incas a construir sus casas de piedra. Los guaraníes trajeron varios maíz de allí. El maíz, ya sabes, es algo sagrado. Todavía conservamos estos callos hoy. Los incas eran los seres perfectos a los que los guaraníes querían llegar ”. Por tanto, tanto el Parlamento Latinoamericano - Parlatino como el propio Mercosur, no son nuevos en lo que respecta a la integración latinoamericana.

paAmauri Fotografía: Telemundo https://www.telemundowashingtondc.com/

América Latina se constituyó como una región de explotación de las riquezas naturales por sus colonizadores. Debido a la intensa actividad colonial, la esclavitud de los indígenas y africanos esclavizados la transformó en la región más desigual del mundo en términos de distribución de la riqueza e ingresos y el modelo de propiedad de la tierra. Los legados del sistema agrario colonial o "plantaciones", produjeron una élite extremadamente rica y, por otro lado, una multitud de campesinos miserables, los esclavos contemporáneos del latifundio.

EL AFRODESCENDENTE POSCOLONIAL

El enorme contingente de afrodescendientes que nunca se han unido a las sociedades de sus países. Lo que registra la historia es un feroz margen de este contingente en la costa de europeos importadores con el propósito de blanquear la razón de estos países.

Estos países producen un sistema de control de sus poblaciones, creando leyes y mecanismos de opresión basados ​​en la gestión colonial, siempre indiferente a los pobres y vulnerables, siempre operando de manera autocrática y elitista.

La explotación continuada de estos asentamientos, todos al borde de la miseria, fue generando movimientos sociales a través del descontento político, generalmente reprimido con dureza por el estado de excepción.

El capitalismo, por supuesto, apoyó a estos países, generalmente gobernados por dictadores sedientos de sangre.

La experiencia de movimientos sociales y partidos políticos ha sido recientemente convocada, ya que la participación de los negros en la política siempre ha estado restringida por los países de la región. En algunos países, existían leyes que limitaban la participación de los negros en las contiendas electorales, cuando requerían alfabetización y propiedad de la tierra para poder postularse para cualquier cargo electivo. Brasil es uno de estos casos, donde la mencionada participación estaba prevista en la Constitución Federal de 1824.

La construcción de esta élite agraria, fabricada y finalmente financiada. Produzco parlamentos arcaicos y conservadores, siempre enfocados en sus propios intereses. Por tanto, lo último que les podría pasar a estos parlamentos sería legislar para los negros. Así fue por el fin que en la producción de políticas públicas de integración como en la época contemporánea, desde donde la población negra de los estados nacionales latinoamericanos habita los territorios más degradados, con la prestación de servicios públicos deficientes y constituyendo la base de la pirámide económico y social. Estos países.

El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, según su artículo 7, dice que la expresión es un crimen de lesa humanidad. Evidentemente, la corte no se refiere a la culpabilidad y condena de los crímenes cometidos durante el período colonial. Sin embargo, la pérfida mancha de la escisión de los seres humanos al servicio de los intereses del capitalismo todavía cubre nuestros procesos civilizadores de vergüenza y deshonra. La situación ha cambiado mucho desde la época colonial hasta la actualidad.

LA NECROPOLITICA

La necropolítica va en aumento en América Latina. Cuando Achile Mbembe acuñó la acción homicida del Estado en áreas específicas del territorio, es decir, en áreas elegidas, zonas de exclusión para la ciudadanía, donde se libera la licencia para matar.

Muchos asocian la necropolítica con la planificación de la seguridad pública y esto es un error. La eliminación física sistemática del ciudadano, en teoría en conflicto con la ley, por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, es solo una faceta de un mosaico complejo, donde la eliminación física directa es quizás la parte más pequeña.

Es necesario reflexionar sobre el axioma "en conflicto con la ley". Hay seres humanos que enfrentan los obstáculos de la vida incluso antes de la concepción, como la violencia obstétrica que sufren sus madres embarazadas, por ejemplo. Enfrentan adversidades aún en el útero, adversidades como desnutrición de la madre embarazada, en muchos casos de alcoholismo y abuso de drogas legales e ilegales durante el embarazo, mala atención en los establecimientos de salud, falta de saneamiento básico, desempleo de los padres, falta de dinero. y miseria absoluta.

Las vidas de estos seres humanos apuntan a un camino prácticamente sin retorno que es la rebelión contra el Estado de derecho. El término "rebelión por la miseria absoluta" no aparece en el corolario jurídico brasileño. Por tanto, debemos reflexionar sobre si estas personas están realmente en conflicto con la ley o si la ley siempre ha estado en conflicto con ellos, incluso antes de que nacieran.

La necropolitica tiene una gama sofisticada. Ella, por ejemplo, a través de los sistemas informáticos del hospital, dice que una persona pobre, desempleada y con cáncer, solo podrá iniciar un tratamiento de quimioterapia contra el cáncer en los seis meses siguientes, cuando el paciente seguramente habrá fallecido.

La necropolítica también hace que una persona muera en su interior amargando más de 12 horas en una cola de trabajo inútilmente, provocando la muerte ciudadana y el desgarro del tejido social.

Las madres de niños de la periferia sufren desesperadamente la búsqueda de un lugar en las guarderías y escuelas públicas en las zonas donde viven poblaciones vulnerables. Muchos abandonan y dejan a sus hijos fuera de la escuela. Una escuela que, por ser pública y ubicada en zonas periféricas, no recibe la atención del estado, porque este contingente humano, mayoritariamente negro, es considerado como estirpe étnico desechable.

Así sigue la política de Estado que elimina a sus ciudadanos sin que la población pueda entender que es política de Estado no tener saneamiento. Es política de Estado no tener una educación de calidad. Es una política de Estado eliminar físicamente a sus ciudadanos "en conflicto con la ley".

Antes de ingresar a la policía, el Estado debe ingresar a comunidades con salud, educación, saneamiento básico, cultura, esparcimiento y trabajo. Pero lamentablemente solo entra con el aparato militar de seguridad pública y sus cables electorales mintiendo descaradamente a esa población.

La necropolítica es así. Deja al pueblo ignorante de sus derechos y castiga a los que no cumplen con un orden legal que defiende a la élite y sus privilegios con sacrificio.

PARTIDOS POLÍTICOS Y DEMANDA RACIAL

Como en el período colonial, los partidos políticos siguen sirviendo a los intereses de las grandes empresas. Si bien el número de representantes negros ha aumentado en los parlamentos de la región, la representación sigue siendo insignificante en el escenario ideal. La gran mayoría de los parlamentarios no recurre a la inclusión social. De hecho, defienden los intereses neoliberales, donde la población solo participa como mano de obra explotada.

Los partidos políticos están dirigidos por blancos y no están interesados ​​en temas negros. La agenda de los partidos no incluye pautas raciales de reparación, cuotas raciales, fin del genocidio de la población negra a través del aparato de seguridad, feminicidio de mujeres negras, encarcelamiento masivo en sistemas penitenciarios, falta de política habitacional y desempleo masivo. Todavía hay racismo ambiental que señala dónde vivirán los negros. En estos territorios vulnerables no hay suficiente saneamiento básico y es allí donde se ubican las empresas contaminantes, lo que genera grandes enfermedades endémicas, especialmente en los niños, lo que hace insuficiente la atención básica de salud.

Mientras los negros no participen en la vida económica de los países, quedarán relegados a un segundo plano, ya que la política es impulsada por el dinero y las entradas económicas. La teoría del mito de la democracia racial hace mucho daño a los negros, en la medida en que el racismo queda camuflado en una falsa integración racial.

La solución más práctica será la formación de organizaciones políticas integradas por negros, en la línea del Frente Negro Brasileño fundado en 1931 y que contaba con doscientos mil integrantes en todo el territorio nacional. El Frente, sin embargo, al asumir la amplitud de masa nacional, fue escondido por un golpe del dictador Getúlio Vargas en 1937.

Monteiro, Mariah Freitas

A Trajetória do Parlatino: Um Parlamento Regional Simbólico (1964-2017) Mariah Freitas Monteiro – 2018-, 154f.

GOMES, Luiz Flávio. Crimes contra a Humanidade: Conceito e Imprescritibilidade (Parte II) Disponível em 

http://www.lfg.com.br 

05 de agosto de 2009

https://www.geledes.org.br/frente-negra-brasileira-2/

Amauri Queiroz é Jornalista, Compositor e membro da Academia de Artes, Ciências e Letras do Brasil.


 pulicacioes

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault