Planes de Gobierno y población afrodescendiente de las Américas: invisibilización o desconocimiento

Publicado en Dcimarrón N°14

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Por Irene Abugattas (Perú)

¿Se acabó la esclavitud, desaparecieron los afrodescendientes?  Al parecer, eso es lo que pensaban nuestros políticos hasta hace pocos años y algunos lo siguen haciendo.

En 400 años, los afrodescendiente en América Latina, han sobrevivido a muchas atrocidades y luchado por sus derechos. Finalmente se abolió la esclavitud, pero la población negra en la región aun no llega a gozar de todos sus derechos a plenitud y en libertad.

Desde los años 1960s, existe una decena o más convenios y acuerdos, que garantizan el pleno ejercicio de los derechos de las poblaciones afrodescendientes en la región[1]. Al amparo de dichos documentos, pero sobre todo gracias a las luchas reivindicativas de los movimientos afrodescendientes, ha habido algunos avances en mayor o menor grado según el país. Aun así, la población afrodescendiente sufre de una notoria marginación.

En este sentido, el Perú es uno de los países que muestra mayor atraso.

Hay algunas barreras y obstáculos que impiden que las poblaciones afrodescendientes en el Perú logren reconocimiento como una etnia autónoma con su propio acervo cultural y un bienestar socioeconómico que les permita desarrollarse e integrarse.

La Constitución del Perú de 1993, vigente, no incluye a los afroperuanos. En el Capítulo VI, Del régimen agrario y de las comunidades campesinas y nativas, el Art. 89 dice “El estado respeta la identidad cultural de las comunidades campesinas y nativas.” Es la única parte en la que la constitución se refiere explícitamente a poblaciones indígenas – aunque deficientemente, pero ese es tema de otra discusión – pero no hay mención alguna a la población afrodescendiente.

Texto completo aquí.

Fotografias facilitadas por Irene Abugattas.

articulo cedet foto tres

articulo Cedet foto uno

 

Imprimir

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s