Martes, 18 Diciembre 2018

logo para cedet

Las mujeres afro también marchamos. Breves reflexiones sobre las mujeres afrodescendientes en el 8M y el movimiento de mujeres negras en la Argentina

inisterio de Cultura de la Nación Argentina
0
0
0
s2sdefault

Por Bruna Stamato dos Santos*

BRUNAEl 8 de marzo de 2018 fue un marco en las jornadas del Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Trans y Travestis. Una multitudinaria marcha colmó el centro de Buenos Aires, saliendo desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso de la Nación, donde mujeres, lesbianas, trans y travestis sumaron sus voces a los reclamos por el fin de la violencia machista y patriarcal, el fin de la violencia feminicida y travesticida, en contra la precarización laboral, la feminización de la pobreza y por el aborto legal, seguro y gratuito.

Este 8 M fue un marco también para la colectiva de mujeres afroargentinas y afrodescendientes residentes en Buenos Aires. Bajo la consigna “Las mujeres afro también marchamos”, por el segundo año las mujeres afrodescendientes que forman parte de distintas asociaciones y organizaciones - entre ellas TeMA - Tertulia de Mujeres Afrolatinoamericanas -, además de activistas independientes autoconvocadas, marcharon juntas en una única columna, en un esfuerzo colectivo de hacernos cada vez más visibles y fortalecernos como sujetas políticas.

La Asociación TeMA - Tertulia de Mujeres Afrolatinoamericanas es una colectiva interdisciplinaria integrada por mujeres afroargentinas y afrodescendientes residentes en Buenos Aires, cuyas vivencias están marcadas por la invisibilización histórica de las raíces afros en esta sociedad. TeMA se propone no solamente ser un espacio para activismos, sino también un lugar de construcción de saberes colectivos, desde un punto de vista propio de las mujeres afrodescendientes, como sujetas de enunciación y productoras de conocimiento, y no más objetos de estudios. En el marco de los estudios género, TeMA se propone a ser una de las voces activas en la Argentina en la construcción y el fortalecimiento del feminismo negro que viene desarrollandose en el país. Así como propone la intelectual brasileña Sueli Carneiro, defendemos que es fundamental “ennegrecer al feminismo” para dar cuenta de las múltiples opresiones a que están sujetas las mujeres afrodescendientes, que incluyen también la dimensión racial y de clase.

Ennegrecer al feminismo significa además de una reflexión - y el combate - sobre los privilegios que poseen los feminismos hegemónicos, un esfuerzo profundo para que las voces y demandas específicas de las mujeres afrodescendientes también sean incluidas en las pautas del movimiento de mujeres. La deshumanización de las mujeres negras es un problema grave en las sociedades latinoamericanas, en que el racismo estructural todavía impera. Ignorar ese racismo estructural es ir en contra el carácter revolucionario del feminismo: es preciso que sea antirracista para lograr cambios sociales profundos, contemplando las demandas específicas de grupos y voces históricamente marginalizados, para así promover un movimiento que pueda ser efectivamente diverso. INFORMACIÓN COMPLETA AQUÍ.

Fotografía de portada: Ministerio de Cultura de la Nación Argentina.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault