Lunes, 30 Marzo 2020

logo para cedet

La situación política y social que atraviesa América Latina

POLÍTICA

  • Los afrodescendientes en la Argentina y sus circunstancias  histórico-políticas

    Los afrodescendientes en la Argentina y sus circunstancias histórico-políticas

    Prof.ª Miriam V. Gomes Introducción En el día de hoy, la presencia histórica y actual de comunidades afrodescendientes en la

    Read More
  • Participación de los afrodescendientes en las elecciones nacionales del Uruguay

    Participación de los afrodescendientes en las elecciones nacionales del Uruguay

    Juan Pedro Machado Militante del movimiento afrouruguayo La participación política e integrar los organismos del Estado como parte del espacio

    Read More
  • Situação política e social do Brasil: um breve olhar

    Situação política e social do Brasil: um breve olhar

    Amauri Mendes Pereira (UFRRJ) Joselina da Silva (UFRRJ) O dia 20 de novembro é celebrado como o dia da Consciência

    Read More
  • Afroecuatorianos y coyunturas políticas

    Afroecuatorianos y coyunturas políticas

    Por Diego Palacios-Ocles Este ensayo analiza de forma crítica la reciente coyuntura política en Ecuador, que generó intensas protestas sociales

    Read More
  • ¿El fin de los modelos? El modelo económico y el de representación política en caída libre

    ¿El fin de los modelos? El modelo económico y el de representación política en caída libre

    Por Owan Lay Gonzáles.                                 

    Read More
  • Estallido social en Chile, una oportunidad para el reconocimiento constitucional del pueblo tribal afrodescendiente

    Estallido social en Chile, una oportunidad para el reconocimiento constitucional del pueblo tribal afrodescendiente

    Por Cristian Báez Lazcano.Investigador vivencial cultura afro en Chile.Director Ong Lumbanga Este 2019 será el año de la Dignidad, la Justicia

    Read More
  • Dejar atrás la república ilegítima

    Dejar atrás la república ilegítima

    Por Luis Martin Valdiviezo Arista.Licenciado en Filosofía, Doctor en Educación.Pontificia Universidad Católica del Perú.Departamento de Educación. En las últimas décadas,

    Read More
  • Fiebres que suben en América Latina

    Fiebres que suben en América Latina

    Por Jean Jacques Kourliandsky.Director Observatorio América Latina-Fundación Jean Jaurès/Paris.Investigador IRIS-Paris. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Haiti, México, Uruguay, Venezuela, sorprendieron

    Read More
  • 1

Estallido social en Chile, una oportunidad para el reconocimiento constitucional del pueblo tribal afrodescendiente

0
0
0
s2sdefault

Por Cristian Báez Lazcano.
Investigador vivencial cultura afro en Chile.
Director Ong Lumbanga

baezEste 2019 será el año de la Dignidad, la Justicia y el Despertar en la región de América Latina y el Caribe, un despertar que ha surgido desde los sectores sociales vulnerados y también de la clase media, pero de alguna forma desde los pueblos indígenas y afrodescendientes. Primero fue Haití debido a la escasez de combustible y las altas alzas, luego Ecuador de la misma manera donde las movilizaciones fueron lideradas por los pueblos indígenas que lograron doblarle la mano a Lenin Moreno. Después en Chile, en donde por un alza en el precio del metro generó un estadillo social que fue poco a poco despertando en los y las chilenas el descontento por un sistema económico neoliberal heredado de la dictadura militar y a su vez un rechazo a toda la clase política que por treinta años ha acumulado un sinfín de malos manejos en materia social, como acredita los diversos descubrimientos de corrupción en todos los sectores políticos. Finalmente fue el caso de Bolivia que han salido a las calles por consecuencia del racismo que la derecha ha propagado basados en la Biblia y, paralelamente Colombia, en la cual su estallido social, es de alguna forma similar al de Chile, donde los afrodescendientes también han salido a manifestarse.

Si bien el caso de Chile no se asimila a las movilidades sociales de Ecuador o Haití, con respecto a que fueron lideradas por movimientos indígenas o afro, de alguna forma este estallido social es de reacción  por la negación por más de doscientos años por parte del Estado chileno hacia los indígenas y hoy un nuevo actor para los ojos de este Chile que también lo ocultó y negó a la vez, como somos el pueblo tribal afrodescendiente, pueblos preexistentes a la creación del Estado-Nación, los cuales han sido testigos de diversas constituciones que se han creado a lo largo de dos siglos, donde el racismo estructural ha predominado y poniendo cada vez en peligro la desaparición de estos pueblos preexistentes.

A partir del 18 de octubre, luego del estallido social, la ciudadanía en Chile empezó a despertar, a medida que sucedían espontáneamente las movilizaciones, fueron surgiendo diversas problemáticas que nuestra sociedad tenía en temas: de pensiones, salud, educación, laboral, medio ambientales, tributarias, entre otras. Fue así como empezaron a surgir los cabildos ciudadanos en los diversos sectores territoriales, el cual su objetivo era generar espacios de discusión y reflexión sobre los problemas que aquejan a la comunidad y cómo buscar los caminos para un Chile más justo que pudiera de alguna forma, darle dignidad y un buen vivir a las personas. Es así como en la mayoría de los cabildos ciudadanos fue surgiendo la necesidad de construir una nueva carta magna que permitiera destrabar los obstáculos que solo hoy permite crecer a unos pocos, enfatizando el individualismo por sobre lo colectivo o comunitario, síntoma del sistema neoliberal que Chile experimentó desde hace más de treinta años, con la actual constitución que viene desde tiempos de la dictadura, que por cierto, fue diseñada entre cuatro paredes liderados por uno de los mayores intelectuales del fascismo, racismo y clasismo de la ultraderecha chilena de este último siglo como fue el senador Jaime Guzmán.

Estos cabildos han sido un espacio también para demostrar la importancia de reconocernos como un país plurinacional, en la cual no solo los pueblos indígenas son parte de dicha plurinacionalidad, sino también el pueblo afrodescendiente que si bien fuimos hace poco reconocidos legalmente, estamos antes que se construyera la República de Chile. Visibilizar a estos pueblos a través de un reconocimiento constitucional es reparar el daño que se les hizo negándole sus derechos ancestrales y territoriales. Hoy el pueblo afrodescendiente tiene la oportunidad de ser partícipe de este proceso que hoy se está iniciando con miras hacia una nueva constitución, la cual permitirá reafirmar y garantizar más plenamente el futuro y la sustentabilidad del pueblo tribal afrochileno.

Hoy, diversos sectores de partidos políticos firmaron un acuerdo de paz y justicia social, que se traduce en poder discutir si es necesario crear una nueva carta de navegación donde todos y todas seamos parte de este Chile. Un acuerdo que si bien fue hecho a espalda del pueblo chileno, es lo único que hoy existe, una esperanza que visiblemente pueda buscar el camino a la estabilidad de este país. Es en este proceso donde actualmente se está discutiendo la metodología y formas de participación para una consulta y posteriormente un proceso constituyente en Chile, donde lamentablemente la derecha ha demostrado lo que históricamente ha practicado: invisibilizar tanto a pueblos indígenas como afrodescendientes.

La demanda histórica tanto de los pueblos afrodescendientes como indígenas, han sido basados en lo que respecta a la sustentabilidad de sus pueblos y comunidades ancestrales, basados en: el territorio, sus recursos naturales, la lengua, la espiritualidad y el patrimonio cultural inmaterial, todo esto vinculado al equilibrio en su cosmovisión como pueblos preexistentes a la construcción del Estado-Nación. En este sentido, el reconocimiento constitucional de dichos pueblos será también la oportunidad de que el Estado de Chile reivindique la dignidad de los afrodescendientes e indígenas que por más de quinientos años han sido violentados sus derechos, en los cuales han pasado muchas constituciones que solamente han profundizado el racismo estructural invisibilizándolos en la participación de construir este Chile.

Para el caso del pueblo tribal afrodescendiente chileno, si bien existe una reciente ley de reconocimiento, es necesario y la oportunidad de que puedan ser parte plena y participativa en este nuevo proceso de construcción de un Chile diverso, plurinacional y multicultural. En este sentido, nuestro pueblo afrochileno tiene los argumentos jurídicos no solo a nivel nacional como es la ley 21.151, sino también la convención sobre pueblos indígenas y tribales como es el convenio 169 ratificado hace más de diez años por el Estado de Chile y la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de Unesco, ambos convenios tiene rango constitucional, lo que obliga a no desentenderse de incluir a nuestro pueblo afrodescendiente en todo el proceso de discusión tanto de mecanismos de participación como estructurales de una nueva constitución para Chile.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault