Martes, 14 Julio 2020

logo para cedet

RACISMO: La pandemia más larga de la historia

Opiniones del Palenque infantil

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12

POLÍTICA

  • Lo que importa: las vidas negras, el asesinato de George Floyd, y la abolición de la supremacía blanca de una vez por todas

    Lo que importa: las vidas negras, el asesinato de George Floyd, y la abolición de la supremacía blanca de una vez por todas

    Por Sara Busdiecker (Estados Unidos). Black lives matter!  I can’t breathe! 

    Read More
  • ¡Tu solidaridad no basta!

    ¡Tu solidaridad no basta!

    Por Yobani Maikel Gonzales Jauregui (Perú). “No puedo respirar”, clamaba George

    Read More
  • Asfixia de Minnesota y la invisibilidad de los negros

    Asfixia de Minnesota y la invisibilidad de los negros

    Amauri Queiroz (Brasil). Periodista y publicista.  En su poema La

    Read More
  • ¡Alerta a la persistencia del racismo!

    ¡Alerta a la persistencia del racismo!

    Por  Juan Pedro Machado.Miembro fundador de Mundo Afro de Uruguay.

    Read More
  • El combate al racismo institucional en el acceso a la justicia contra la población afrodescendiente: una acción pendiente y urgente

    El combate al racismo institucional en el acceso a la justicia contra la población afrodescendiente: una acción pendiente y urgente

    Las opiniones expresadas en esta publicación son de la exclusiva

    Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Movimiento antirracista: ola de indignación por la muerte de George Floyd

0
0
0
s2sdefault

Palenque Infantil es un proyecto de CEDET. Refuerza la identidad étnica de la niñez afroperuana. Fomenta su participación activa en la comunidad. Desarrolla capacidades y habilidades de liderazgo que permitan el fortalecimiento de la organización. Previene a los niños, niñas y adolescentes de la violencia, drogadicción, pandillaje.


 

Emily Peralta Amésquita (Proyecto Palenque infantil. CEDET, PERÚ).
Estudiante de Comunicación Corporativa.

peralta“Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar, por favor”. Estas fueron las últimas palabras desgarradoras de auxilio del afroamericano George Floyd. 

En las últimas semanas, se viralizó un video que conmocionó al mundo entero, y, en especial, a EE. UU. Un afroamericano es acostado boca abajo y esposado en la carretera, mientras un oficial de la policía de Minneapolis se arrodilló en su cuello durante al menos siete minutos. Luego de ese tiempo, George Floyd, el afroamericano, falleció; según las investigaciones correspondientes se debió a un paro cardiorespitario. 

El repudiable suceso ha despertado la ira e indignación de decenas de ciudades en los EE. UU. y originaron marchas y protestas multitudinarias en contra del racismo sistemático que se vive día a día. 

El mar de personas unidas alzando su voz de lucha en contra del racismo latente en media de las protestas, apoyó considerablemente en que se condene el fatídico accionar de los policías estadunidenses. 

Sin embargo, la manifestación no solo se enmarca en esta tragedia; según un estudio reciente de la ONG Mapping Police Violence afirma que una persona negra tiene tres veces más posibilidades que la mate un policía que las personas blancas. 

Este racismo arraigado y normalizado debe ser cambiado por justicia para todas las personas negras que viven el día a día lleno de desigualdades y prejuicios. Aunque suene cruel y duro de leer, está dado por hecho que una persona blanca, por más miserias que pase, tiene más privilegios que una persona negra. Esta es una verdadera pandemia que se arrastra generación tras generación, que se atenúa cuando se calla y a la que se atiende cuando se grita.

¿Por qué una persona blanca tiene más privilegios que una negra? ¿Por qué a los blancos se les da más oportunidades? ¿Por qué los negros ganan salarios más bajos que los blancos? ¿Por qué se ve mal ser negro? 

Interrogantes que giran constantemente como una ruleta sin respuestas en mi cabeza. Solo sé que esta es una lucha latente, una lucha  perpetua.

En Roma (en la imagen), una espontánea manifestación congregó en la famosa Piazza del Popolo a miles de jóvenes que se arrodillaron en silencio, con el puño en alto, durante nueve minutos, el tiempo durante el cual el policía mantuvo su rodilla apoyada sobre el cuello de Floyd, hasta que éste falleció. Al levantarse, gritaron también: "¡No puedo respirar!"Desde Barcelona, Madrid, Roma, Italia, Reino Unido y distintas partes del mundo entero se ha gritado a viva voz lo que las personas de raza negra viven diariamente. Es penoso tener que pedir que no te humillen, que no te desprecien, que no te maltraten, simplemente por ser negro. Este es un mundo lleno de prejuicios y estigmas raciales que tienen raíces profundas en la historia y que lo único que han favorecido es perpetuar esta condena en la sociedad.

¿Ha sido suficiente esta ola masiva antirracista? 

Pues es simple, la respuesta es no. El día en que una persona negra pueda salir a las calles sin prejuicios, sin miradas gruesas, sin esa enorme brecha laboral que se impone, sin recibir ataques ni burlas discriminatorias y que no tema por su vida, será ese día, cuando demos por vencida esta lucha. Sin embargo, es una lucha con una mirada lejana, de cara a seguir en esta batalla para que nadie, absolutamente nadie, vuelva a sentirse inferior o simplemente sea asesinado por su color de piel. 

El Estado burocrático y las penas mínimas establecidas hacen que estas acciones deplorables no sean sancionadas como debería ser. 

¿Cuándo parará esto? 

Ojalá que estas protestas conlleven a una solución favorable de este nuevo episodio que abrió un capítulo de lucha y fuerza contra las adversidades raciales.

CUANDO LA BARBARIE SE CONVIERTE EN UN DESAFÍO

Hace un par de días, revisando mis redes sociales, me percaté sobre un challenge que se volvió viral, se llamaba #GeorgeFloydChallenge. Este reto consistía en imitar el atroz incidente que pasó el afroamericano -que lo llevó consigo a la muerte- y subirlo a las redes sociales incluyendo el hashtag. 

Aún no comprendo el porqué de las acciones que motivan a que estas personas blancas realicen este tipo de atrocidades. Me pregunté cómo es posible insensibilizarse ante tamaña manifestación social contra la discriminación racial. Hasta dónde puede llegar la estupidez humana que sacrifica años de lucha constante, solamente por tener popularidad o mantenerse a la vanguardia. George Floyd Challenge: el nuevo reto viral que indigna al mundo ...

Y es aquí en donde me di cuenta que la batalla no será fácil. A pesar que muchos salgan a las calles a protestar por un mundo digno, siempre existirá la piedra que dañe y entorpezca el camino para el bien. Mientras las protestas alrededor del mundo siguen incrementándose hay personas que no crean conciencia. Considero que estos individuos son el verdadero tumor de este estigma social.

 Son sentimientos encontrados al toparme con esas imágenes. Frustración e indignación algunos de los términos que me conmueven. No existe justificación alguna para mofarse y tomar la discriminación como un hecho chistoso. Este es el cáncer que confronta la lucha racial día tras día.

Afortunadamente, hay miles de personas que condenaron estas actitudes indignantes e hicieron que los perfiles de estas personas sean clausurados, asimismo, arrestaron a algunos jóvenes que subieron estas imágenes a sus plataformas digitales. 

CONCLUSIÓN

Así como se unieron en masas para una justicia y un cambio estructural social, se debe prevalecer en una lucha constante para modificar reformas, erradicar estigmas, condenar severamente a culpables. La muerte del afroamericano se ha vuelto una voz en conjunto de lucha harta de desigualdades, discriminación e injusticias. Este es solo uno de los capítulos del libro. Un capítulo imborrable. Uno de tantos que se escribirán de cara a una sociedad equitativa. 

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault