Martes, 14 Julio 2020

logo para cedet

RACISMO: La pandemia más larga de la historia

Opiniones del Palenque infantil

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12

POLÍTICA

  • Lo que importa: las vidas negras, el asesinato de George Floyd, y la abolición de la supremacía blanca de una vez por todas

    Lo que importa: las vidas negras, el asesinato de George Floyd, y la abolición de la supremacía blanca de una vez por todas

    Por Sara Busdiecker (Estados Unidos). Black lives matter!  I can’t breathe! 

    Read More
  • ¡Tu solidaridad no basta!

    ¡Tu solidaridad no basta!

    Por Yobani Maikel Gonzales Jauregui (Perú). “No puedo respirar”, clamaba George

    Read More
  • Asfixia de Minnesota y la invisibilidad de los negros

    Asfixia de Minnesota y la invisibilidad de los negros

    Amauri Queiroz (Brasil). Periodista y publicista.  En su poema La

    Read More
  • ¡Alerta a la persistencia del racismo!

    ¡Alerta a la persistencia del racismo!

    Por  Juan Pedro Machado.Miembro fundador de Mundo Afro de Uruguay.

    Read More
  • El combate al racismo institucional en el acceso a la justicia contra la población afrodescendiente: una acción pendiente y urgente

    El combate al racismo institucional en el acceso a la justicia contra la población afrodescendiente: una acción pendiente y urgente

    Las opiniones expresadas en esta publicación son de la exclusiva

    Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Realidades diferentes, dolores similares

0
0
0
s2sdefault

Palenque Infantil es un proyecto de CEDET. Refuerza la identidad étnica de la niñez afroperuana. Fomenta su participación activa en la comunidad. Desarrolla capacidades y habilidades de liderazgo que permitan el fortalecimiento de la organización. Previene a los niños, niñas y adolescentes de la violencia, drogadicción, pandillaje.


Por Sandro Anthua Bilbao Mayorga. Proyecto Palenque Infantil. CEDET (Perú).
Estudiante de Sociología. Universidad San Marcos.

sadro“En el Perú ya no hay racismo, bueno, al menos ya no tanto como antes”. Frase que todos hemos escuchado en algún momento y que refleja una cruda realidad, que este se ha aceptado y normalizado en nuestro país. El asesinato “involuntario” del afroamericano George Floyd ha causado gran controversia alrededor del mundo y en especial en los países latinos, donde ha obligado a estos a realizar una autocrítica y aceptar que el racismo también está presente en su día a día. Sin embargo, esta crítica viene acompañada de unas palabras de autocompasión: “allá el racismo es peor”; esta pequeña oración invisibiliza la cruel situación por la que pasan las comunidades afro, indígenas y amazónicas del Perú, las cuales muchas veces son ignoradas y no tomadas en cuenta en la creación e implementación de políticas públicas. 

Si bien las personas indígenas y amazónicas del país también sufren de un fuerte racismo, esto está escrito desde mi punto de vista como afro nacido y crecido en el Perú. Desde pequeño, gracias a mis padres, tuve la suerte de saber defenderme cuando alguien me insultaba por mi color de piel; no obstante, no podía distinguir las formas más sutiles de discriminación que también se presentaban. Así como yo, miles de niños, niñas y adolescentes afroperuanos pasan toda su vida escolar escuchando que sus antepasados fueron traídos en condición de esclavos y que luego aquí, no hicieron nada realmente importante más que llegar a ser: una cantante por aquí y un deportista por allá. Ya desde la educación se hace evidente una discriminación e invisibilización hacia la historia y legado afrodescendiente, no se cuenta a esos grandes escritores y escritoras, a esos valientes soldados y a todos esos personajes que han influenciado fuertemente en la creación de la cultura e identidad del Perú. 

La omisión de la historia afroperuana en la curricula nacional, es una de las tantas formas en la que el racismo se hace presente y es una de las más ignoradas, puesto que se hace más énfasis en la deserción escolar, la falta de oportunidades laborales, el índice de pobreza, entre otros. Sin embargo, es un claro ejemplo de cómo en el Perú se normaliza el racismo. 

Con esto pretendo decir que el racismo no es más fuerte allá o acá, si no que se presenta de diferente manera por la cultura e historia de cada país. En el Perú, en Estados Unidos, así como en toda Latinoamérica sigue vigente la discriminación heredada de la época colonial, la cual se ha aceptado y normalizado haciendo un gran daño a las comunidades afectadas. La muerte de George Floyd fue el punto de inflexión que inició una serie de protestas en donde se liberaron años de represión y abusos acumulados; y debería convertirse en un punto de reflexión para darnos cuenta que el racismo es una forma de violencia que esta presente en la vida de muchas personas y que afecta al desarrollo integral de nuestro país.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault