Domingo, 29 Noviembre 2020

logo para cedet                                     Año 2020. Edición N° 11

TEMA Los riesgos que genera la crisis de la pandemia en los niños, niñas y adolescentes afrodescendientes

POLÍTICA

  • La democracia del virus

    La democracia del virus

    Por Daniel Mathews (Perú) "La democracia, en su magnífica ecuanimidad, prohíbe, tanto al rico como al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar por las calles y robar pan" por Anatole France. El señor Roque (esto, por cierto, es ficción) sale de la piscina de su casa para ver el noticiero en

    Read More
  • Ɓiopoder y Necropolítica en la Covid-19 Miguel Otávio Santana da Silva

    Ɓiopoder y Necropolítica en la Covid-19 Miguel Otávio Santana da Silva

    Por Alessandra Corrêa de Souza (Brasil) "Si hubiera sido yo, mi cara estaría en las portadas, como ya vi en varios casos de televisión. Mi nombre estaría en portadas y mi cara estaría en todos los medios. Pero el de ella no puede estar en los medios, no se puede

    Read More
  • Los riesgos generados por COVID-19 para la población negra

    Los riesgos generados por COVID-19 para la población negra

    Por Amauri Queiroz (Brasil) La crisis del coronavirus definitivamente expuso la enorme desigualdad social y económica entre blancos y negros en todo el mundo. Uno de los principales problemas que afecta directamente a la precisión de los límites de la pandemia es la información. Graves son las inconsistencias en los

    Read More
  • Pode a infância preta ser feliz?

    Pode a infância preta ser feliz?

    Por Fátima Santana Santos (Brasil) Comecemos pelo começo... Para falar de infância não poderia deixar de narrar sobre a minha própria infância enquanto menina negra e favelada.  Não é fácil nascer criança negra e pobre, logo e muito cedo as questões que envolvem racismo, preconceito e discriminação batem na nossa

    Read More
  • Riesgos que genera la crisis de la pandemia en los niños afrodescendientes

    Riesgos que genera la crisis de la pandemia en los niños afrodescendientes

    Por Elmer Mauricio Enriquez Bermudez (Guatemala) Livingston, Guatemala C.A./2020. A leguas se nota las evidencias y los grandes retos, desafíos y problemas que han enfrentado y deben de seguir enfrentando los niños y niñas afrodescendientes de nuestras comunidades desde el inicio de la presente pandemia, la comunidad garifuna y afrodescendiente está

    Read More
  • Las víctimas invisibles de la pandemia – niños y niñas afroperuanos

    Las víctimas invisibles de la pandemia – niños y niñas afroperuanos

    Por Mónica María Salazar Suárez (Perú) Palabras clave: Pandemia. Violación. Violencia contra la mujer. Violencia sexual. Embarazo adolescente. Niñas y adolescentes afro.   En un taller dirigido a los adolescentes afroperuanos de la comunidad de San Gabriel en el distrito de Villa María del Triunfo, pedí a los participantes proponer temas

    Read More
  • Pensar la educación, soñar el futuro

    Pensar la educación, soñar el futuro

    Por Julio E. Pereyra Silva (Uruguay) La pandemia de Covid-19 evidenció aun más la trama de desigualdades sobre la que se sostienen nuestras sociedades. Y comprobar que, ante una tragedia de esta dimensión, quienes están en situación de fragilidad -fragilidades para ser más justos- sencillamente van a estar peor. Los Estados,

    Read More
  • Impacto del COVID-19 en niñas, niños y adolescentes afrodescendientes en las Américas

    Impacto del COVID-19 en niñas, niños y adolescentes afrodescendientes en las Américas

    Por Joanna Drzewieniecki (Estados Unidos) “Si bien es cierto que el riesgo de enfermar gravemente por COVID-19 en niñas, niños y adolescentes es menor en comparación con otros grupos de la población, la realidad nos demuestra que los aparentemente ‘menos vulnerables’ están entre los más impactados, porque contagiados o no,

    Read More
  • 1
  • 2

“Mujer Afrodescendiente: por siglos, cuerpo y mente violentados”  

0
0
0
s2sdefault

Por Atahuanadi Sánchez Molina (Venezuela)

El balance, al conmemorarse 28 años del Primer Encuentro de Mujeres Negras de América Latina y el Caribe, no es alentador, las distintas discriminaciones analizadas en ese momento aún persisten.  

El racismo y el machismo son heridas históricas que permanecen en nuestras sociedades producto de la colonización, los prejuicios raciales y patriarcales continúan golpeando a las mujeres afrodescendientes de diversas formas, a pesar de que en el plano institucional se ha avanzado en materia de derechos, respaldados a través de instrumentos de carácter internacional como el Informe de la Conferencia de Durban, donde se reconoce “la necesidad de integrar una perspectiva de género en las pertinentes políticas, estrategias y programas de acción contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia a fin de hacer frente a las formas múltiples de discriminación” (Naciones Unidas, 2001, artículo 69), y el Tratado Internacional de Derechos de la Juventud, que promueve la defensa frente a “La discriminación fundada en la raza, el color, el origen nacional, la pertenencia a una minoría nacional, étnica o cultural, el sexo, la orientación sexual…” (Artículo 5, Principio de No Discriminación).

Paralelamente, durante los últimos años, han surgido una gran diversidad de organizaciones que actúan a través de espacios digitales y físicos, que tienen como objetivo dar voz y visibilizar a las mujeres negras y afrodescendientes, incorporando nuevos análisis derivados de la inmigración, el feminismo interseccional, el planteamiento intercultural frente a lo multicultural, y la perspectiva decolonial, que buscan derribar las barreras que las mujeres afro tienen en cada uno de los países en los que se encuentran, así como promover la defensa de los derechos de las mujeres afrodescendientes en la sociedad.

Sin embargo, aún con todas estas acciones desarrolladas tanto a nivel institucional, como a nivel de movimientos sociales, queda un largo camino por recorrer en lo que se refiere a las reivindicaciones de los derechos de las  mujeres de la diáspora africana. A continuación compartiré algunas reflexiones relacionadas con los ámbitos donde considero se debe avanzar.

Los estereotipos son un obstáculo para el reconocimiento de la victimización

Las políticas dirigidas a las mujeres no contemplan la especificidad de las mujeres afro, y esto es imprescindible para poder garantizar una atención adecuada. Es por esto, que los estereotipos que persisten alrededor de las mujeres afrodescendientes se convierten en un obstáculo a la hora de reconocerla como víctima de los diversos tipos de violencia a las que están expuestas las mujeres. Seguidamente revisaremos algunos de los más frecuentes; uno de ellos es la supuesta tendencia a la promiscuidad, las mujeres negras son más fuertes; las mujeres negras como son más fuertes pueden salir al paso incluso en las condiciones más adversas y esto justifica que puedan superarlas aguantando la injusticia; las mujeres negras son menos inteligentes, por eso se desempeñan mejor en trabajos destinados a labores de limpieza y cuidados; las mujeres negras son violentas y escandalosas. Todos estos prejuicios provienen de la época de la esclavitud y salen a flote con facilidad a la hora de abordar la denuncia o la solicitud de una mujer de ascendencia africana.

Asumir que las mujeres afro son “fuertes” ha servido para minimizar y ocultar su dolor. Debemos tener cuidado con esa calificación porque está relacionado con la deshumanización que justificó la esclavización de hombres y mujeres arrancados del continente africano. Las mujeres afrodescendientes necesitan atención psicológica específica, para ello se requiere contar con profesionales preparados para abordar su especificidad, que les permita identificar que la baja estima, la depresión, la culpa, el complejo de inferioridad, el miedo escénico, entre otros, deben ser tratados tomando en cuenta la vergüenza étnica, la hipersexualización a la que están expuesta desde la adolescencia, la invisibilización y el rechazo que sufren desde la infancia. 

Por otra parte, los movimientos sociales dedicados a denunciar la violencia de género y el asesinato de mujeres, en su mayoría continúan reproduciendo las profundas desigualdades sociales y raciales, en la medida que determinan cuáles historias son difundidas y cuáles mujeres son percibidas como las que requieren ayuda, lo cual explica por qué los casos de violencia contra las mujeres afro no suelen aparecer en los medios. Por esta razón, es de suma importancia que los movimientos afrodescendientes asuman la tarea de denunciar y desmontar estos estereotipos y presionar para lograr cambios legales en nuestros países, donde se reconozca la especificidad étnica con el fin de garantizar la protección de las mujeres afro.

chile

     Joane Florvil, mujer haitiana asesinada en 2017 por un Estado machista, clasista y racista como Chile.

La lucha por los derechos de las mujeres afrodescendientes ha evidenciado la necesidad de hablar de los feminismos y no del feminismo, de incorporar una perspectiva interseccional y  decolonial, que invita a pensar de qué forma se sigue reproduciendo sobre los cuerpos de las mujeres afrodescendientes la discriminación racial, patriarcal y de clase, evidenciando una historia de lucha que desde hace siglos ha estado silenciada, excluida de los espacios de discusión política, de los medios de comunicación, de los centros educativos y de los organismos estatales.

¿Cómo se expresa el racismo en el cuerpo de las mujeres afrodescendientes? 

Los cuerpos de las mujeres negras que durante la colonia fueron utilizados para generar riqueza, producir mano de obra esclavizada, alimentar a niños y niñas ajenos, realizar crueles experimentos, satisfacer deseos sexuales por parte de los colonizadores, en la actualidad continúan siendo cuerpos violentados. Es por esto, que el abordaje de la realidad de las mujeres afrodescendientes debe tener en cuenta el violento proceso colonizador.  

La hipersexualización de la mujer afro es una expresión de la violencia racial, producto de una opresión histórica que fomentó la idea errónea de que los cuerpos de las mujeres negras son para usar y desechar. Ser mujer afrodescendiente, pasa por experimentar un conjunto de violencias, que no son experimentadas por otras mujeres, ni por hombres afro. Una manera de hacerle frente es en primer lugar trabajar en la comprensión de este tipo de violencias racistas que pasan por los conceptos de belleza y de estética, por aspectos sexuales y reproductivos, laborales, educativos, por solo mencionar algunos. Y en segundo lugar desarrollar estrategias que permitan desmontar el discurso que se ha generado en torno a los estereotipos construidos alrededor de las mujeres afro. 

La violencia contra las mujeres afrodescedientes en el ámbito político 

En la mayoría de las comunidades afrodescendientes existen muchas lideresas y  cimarronas que luchan día a día por el bienestar de la comunidad y de la familia, por la igualdad en las organizaciones políticas y en la sociedad. Son defensoras de los hijos e hijas, de los territorios, de la comunidad, de la nación, de la naturaleza y de la cultura ancestral. Sin duda alguna, han demostrado que tienen la capacidad de propiciar cambios sociales profundos en medio de grandes dificultades provocadas por un implacable racismo estructural. 

En este contexto, tiene lugar la constante desvalorización a la mujer política, la banalización de sus acciones, minimizando su capacidad intelectual y organizativa junto al no reconocimiento de sus liderazgos. A esto se le suma el hecho de que muchas compañeras se ven en la obligación de asumir solas la crianza de los hijos e hijas, haciendo más cuesta arriba la militancia y las posibilidades de formarse en diversos ámbitos, reduciendo mucho más las oportunidades de asumir cargos de poder, lo cual explica por qué la mayoría de los rostros visibles de la lucha afro, son masculinos. 

Aquellas que se atreven a mostrar sus talentos y opiniones fuera de los roles asignados a las mujeres, resultan incómodas y son tildadas de egocéntricas, defecto que en el género masculino no hace tanto ruido; la sociedad percibe de manera positiva que los hombres ostenten sus logros, sin embargo, las mujeres deben conformarse con algunos méritos y ser cuidadosas a la hora de asumirlos, porque en ocasiones hasta genera dudas el cómo los consiguieron.  

Me despido con una invitación a revisar hasta qué punto estas construcciones sociales en torno a las mujeres afrodescendientes, que no son más que otra forma de dominación, están presentes en nuestras organizaciones y en cada uno de nosotros y nosotras, reproduciendo sin darnos cuenta las opresiones históricas que rechazamos. Es por esto, que insistimos en la necesidad de sumarnos a la lucha contra el patriarcado, y esto pasa por impulsar el empoderamiento de las mujeres afrodescendientes, concientizar a los hombres sobre cómo afecta el machismo a nuestras familias y comunidades afro. Sin este elemento nuestra lucha no está completa. Recordemos que capitalismo, racismo y patriarcado son una formula indisoluble que tiene siglos golpeando a la humanidad.

Fuentes consultadas 

Informe de la Conferencia de Durban

http://www.oas.org/es/sla/ddi/docs/afrodescendientes_instrumentos_internacionales_Declaracion_Programa_Accion_Durban.pdf

Tratado Internacional de Derechos de la Juventud 

http://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2008/6258.pdf?file=fileadmin/Documentos/BDL/2008/6258

Direcciones 

https://www.facebook.com/Cumbe-Internacional-Afro-100128898311010/

https://www.facebook.com/Frente-de-Mujeres-Panafricanistas-de-Venezuela-113066180527251/?modal=admin_todo_tour


BIOGRAFÍA

Atahuanadi Sánchez Molina

Mujer Afrovenezolana, socióloga, militante de la causa afrodescendiente y de la unión de África y su diáspora. Fundadora del Movimiento Federalista Panafricano para América Latina, capitulo Venezuela y del Frente de Mujeres Panafricanistas de Venezuela. Miembro de la Secretaría General de la Cumbre Internacional Antiimperialista Afrodescendiente y Africana.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault