Domingo, 29 Noviembre 2020

logo para cedet                                     Año 2020. Edición N° 11

TEMA Los riesgos que genera la crisis de la pandemia en los niños, niñas y adolescentes afrodescendientes

POLÍTICA

  • La democracia del virus

    La democracia del virus

    Por Daniel Mathews (Perú) "La democracia, en su magnífica ecuanimidad, prohíbe, tanto al rico como al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar por las calles y robar pan" por Anatole France. El señor Roque (esto, por cierto, es ficción) sale de la piscina de su casa para ver el noticiero en

    Read More
  • Ɓiopoder y Necropolítica en la Covid-19 Miguel Otávio Santana da Silva

    Ɓiopoder y Necropolítica en la Covid-19 Miguel Otávio Santana da Silva

    Por Alessandra Corrêa de Souza (Brasil) "Si hubiera sido yo, mi cara estaría en las portadas, como ya vi en varios casos de televisión. Mi nombre estaría en portadas y mi cara estaría en todos los medios. Pero el de ella no puede estar en los medios, no se puede

    Read More
  • Los riesgos generados por COVID-19 para la población negra

    Los riesgos generados por COVID-19 para la población negra

    Por Amauri Queiroz (Brasil) La crisis del coronavirus definitivamente expuso la enorme desigualdad social y económica entre blancos y negros en todo el mundo. Uno de los principales problemas que afecta directamente a la precisión de los límites de la pandemia es la información. Graves son las inconsistencias en los

    Read More
  • Pode a infância preta ser feliz?

    Pode a infância preta ser feliz?

    Por Fátima Santana Santos (Brasil) Comecemos pelo começo... Para falar de infância não poderia deixar de narrar sobre a minha própria infância enquanto menina negra e favelada.  Não é fácil nascer criança negra e pobre, logo e muito cedo as questões que envolvem racismo, preconceito e discriminação batem na nossa

    Read More
  • Riesgos que genera la crisis de la pandemia en los niños afrodescendientes

    Riesgos que genera la crisis de la pandemia en los niños afrodescendientes

    Por Elmer Mauricio Enriquez Bermudez (Guatemala) Livingston, Guatemala C.A./2020. A leguas se nota las evidencias y los grandes retos, desafíos y problemas que han enfrentado y deben de seguir enfrentando los niños y niñas afrodescendientes de nuestras comunidades desde el inicio de la presente pandemia, la comunidad garifuna y afrodescendiente está

    Read More
  • Las víctimas invisibles de la pandemia – niños y niñas afroperuanos

    Las víctimas invisibles de la pandemia – niños y niñas afroperuanos

    Por Mónica María Salazar Suárez (Perú) Palabras clave: Pandemia. Violación. Violencia contra la mujer. Violencia sexual. Embarazo adolescente. Niñas y adolescentes afro.   En un taller dirigido a los adolescentes afroperuanos de la comunidad de San Gabriel en el distrito de Villa María del Triunfo, pedí a los participantes proponer temas

    Read More
  • Pensar la educación, soñar el futuro

    Pensar la educación, soñar el futuro

    Por Julio E. Pereyra Silva (Uruguay) La pandemia de Covid-19 evidenció aun más la trama de desigualdades sobre la que se sostienen nuestras sociedades. Y comprobar que, ante una tragedia de esta dimensión, quienes están en situación de fragilidad -fragilidades para ser más justos- sencillamente van a estar peor. Los Estados,

    Read More
  • Impacto del COVID-19 en niñas, niños y adolescentes afrodescendientes en las Américas

    Impacto del COVID-19 en niñas, niños y adolescentes afrodescendientes en las Américas

    Por Joanna Drzewieniecki (Estados Unidos) “Si bien es cierto que el riesgo de enfermar gravemente por COVID-19 en niñas, niños y adolescentes es menor en comparación con otros grupos de la población, la realidad nos demuestra que los aparentemente ‘menos vulnerables’ están entre los más impactados, porque contagiados o no,

    Read More
  • 1
  • 2

Impacto del COVID-19 en niñas, niños y adolescentes afrodescendientes en las Américas

0
0
0
s2sdefault

Por Joanna Drzewieniecki (Estados Unidos)

“Si bien es cierto que el riesgo de enfermar gravemente por COVID-19 en niñas, niños y adolescentes es menor en comparación con otros grupos de la población, la realidad nos demuestra que los aparentemente ‘menos vulnerables’ están entre los más impactados, porque contagiados o no, han visto comprometido su presente y su futuro por la pandemia” Unicef. 2020. 120 días de COVID-19; 120 días de acción en Perú.

Los efectos de la pandemia del COVID-19 en niñas, niños y adolescentes (NNA) afrodescendientes en las Américas, son serios y multifacéticos. De hecho, según el Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, la juventud afrodescendiente es uno de los grupos más afectados en la región “al enfrentarse a situaciones de exclusión del sistema educativo, del acceso a bienes y servicios y a la discriminación frente al empleo”. Este artículo examina algunas formas en que los NNA afrodescendientes vienen siendo afectados ahora por la pandemia y las formas en las que podrían ser afectados en el futuro.

En primer lugar, mientras que los NNA tienen menos probabilidades de tener síntomas del coronavirus, muchos han sido afectados por enfermedades o muertes de adultos de su entorno. Desgraciadamente, los países de América Latina, usualmente no elaboran sus estadísticas de salud desagregadas por grupos étnicos o raciales. Por lo tanto, tenemos que depender básicamente de estadísticas de los Estados Unidos para obtener información sobre las infecciones del COVID-19 y sus cifras de mortalidad entre afrodescendientes. En ese país, los índices de infección por cada 10,000 personas es de 23 para blancos, 62 para negros y 72 para latinos. Aún peor, la tasa de mortalidad por cada 100,000 es de 70 para negros, 34 para latinos y 30 para blancos. Mientras tanto, en Brasil, investigadores independientes han encontrado que hasta mayo del año en curso, el 55% de los pacientes afrobrasileños, de todas las edades, hospitalizados con COVID-19 severo fallecieron, comparado con el 34% de los pacientes blancos con COVID-19.

Aun así, los NNA no son completamente inmunes a contraer el COVID: de acuerdo al Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, de marzo a mediados de septiembre, se han reportado 277,285 casos de COVID-19 en los NNA, teniendo los adolescentes el doble de posibilidades de contraer el virus en comparación a las niñas y niños menores a 11 años. Pocos NNA han fallecido por el COVID-19 en los Estados Unidos pero, de los 121 niños que han muerto hasta mediados de septiembre, más del 45% eran latinos, 29% eran negros y 26% blancos.

Para los NNA, tienen un fuerte impacto las altas tasas de infección y de muerte de adultos afro, sobre todo cuando son de su entorno. Actualmente, muchos NNA están lidiando con  la  pérdida  de  uno  o de  los  dos  padres  y/o de  otros parientes. Tales pérdidas marcan sus vidas para siempre y pueden incidir en las condiciones materiales en las que viven así como en sus prospectos para el futuro. Mientras que la mayoría de los NNA negros que pierden a uno de sus padres o a ambos generalmente son acogidos por parientes, eso no garantiza que vivirán en las mismas condiciones que tenían anteriormente, o que tendrán el tipo de orientación que un padre amoroso daría.

Las razones principales de los altos índices de casos COVID y de fallecimientos entre los afrodescendientes en América son básicamente las mismas en todos los países: altos niveles de pobreza; el alto porcentaje de afros que trabajan ya sea en el sector informal o que son considerados “trabajadores esenciales” (que tienen que trabajar cuando el resto se mantiene en cuarentena, tales como los trabajadores de la salud o los trabajadores domésticos); condiciones preexistentes incluyendo diabetes, asma, obesidad y otros; y falta de acceso a un cuidado de salud adecuado.

Más allá del virus mismo, las medidas tomadas por los gobiernos para combatirlo tienen impacto sobre la juventud. Pensadas en proteger a la gente, las disposiciones gubernamentales también tienen efectos negativos sobre personas de todas las edades, pero particularmente sobre los NNA. Las medidas para suspender o limitar la actividad económica al mismo tiempo que se cierran las escuelas, es una combinación que puede influir negativamente sobre muchos NNA.

En América Latina, antes de que la pandemia comenzara, las comunidades afro tenían una de las más altas tasas de pobreza en la región, y tenían 2.5% más posibilidades de ser “pobres crónicos”, según el Banco Mundial. Como resultado, cuando llegó la pandemia, muchos padres tuvieron que seguir trabajando en el sector informal o en trabajos esenciales, a menudo a pesar de las disposiciones contrarias del gobierno. Otros simplemente perdieron sus trabajos. En suma, los niveles de pobreza entre afrodescendientes se han incrementado en todas partes como resultado de la pandemia.

La pobreza está llevando al hambre. Mientras que algunas iniciativas públicas y privadas en América Latina están proporcionando alimentos a los pobres, estos esfuerzos quedan cortos para ayudar a todos los que la necesitan y muchos niños tienen que saltarse una comida o comer alimentos que no les proporcionan la nutrición que deben tener. Las comunidades rurales afro son más afectadas en algunas partes de la región. La situación alimentaria afecta particularmente a los niños y niñas. Save the Children anota que: “los niños son altamente vulnerables a periodos incluso cortos de hambruna y malnutrición - afectándolos potencialmente para toda la vida”. También hay otras consecuencias de salud que impactan a los NNA. Por ejemplo, en el Perú se suspendió el servicio CRED que, según Unicef, “permitió en 2019 inmunizar y controlar el crecimiento y desarrollo de seis de cada diez niñas y niños menores de tres años.” En todo el continente, los niños no están recibiendo las vacunas que necesitan para protegerse de enfermedades. Al mismo tiempo, los NNA que manifiestan síntomas de enfermedad pueden no tener acceso a un médico por la pandemia o sus padres pueden sentir temor de llevarlos a un centro de salud.

Cuando los padres salen para tratar de ganarse la vida, los NNA quedan en casa, solos o con hermanos o con otros miembros de la familia. Algunos adolescentes e incluso niños más pequeños han sido forzados a salir a las calles para ganar dinero por ellos mismos. Mientras tanto, hay un aumento significativo de la carga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados para los NNA que se quedan en casa, sobre todo mujeres jóvenes.

Otra consecuencia de las medidas gubernamentales para la cuarentena y los toques de queda es el aumento de la violencia contra las mujeres y niñas/niños en sus propias casas, de la que vienen haciendo seguimiento organizaciones civiles de la sociedad. Esta violencia es una manifestación de los crecientes sentimientos de ira, dolor, e inseguridad causados por la pandemia. Además, en casos en que toda la familia está confinada junta en sus hogares (que en el caso de los pobres son a menudo espacios pequeños), las tensiones entre los miembros de la familia pueden incrementarse.

A todos estos problemas serios hay que añadir el tema de la educación. A nivel internacional líderes, economistas y educadores han hecho un llamado a todos los países del mundo a “tomar acción para evitar que la crisis global de salud cree una ‘generación COVID’ - decenas de millones de niños sin ninguna esperanza de educación” y Unesco advierte que 30 millones de niños puede que no regresen más al colegio”. Esta posibilidad es de gran preocupación para América Latina. Ahora mismo, aquí en Perú, muchos NNA afros no tienen acceso a la educación remota ya que no cuentan con internet en casa y muchos carecen de tablets, computadoras o celulares, por lo tanto simplemente detuvieron su educación.

Todos estos aspectos de la crisis de la pandemia también tienen un efecto sobre la salud mental de los NNA. Ya les ha causado pesar cuando los NNA han confrontado la enfermedad o muerte de aquellos a quienes aman. El incremento de la pobreza y las carencias les han generado temor e inseguridad. El hecho de que no puedan socializar con sus amigos del colegio también tiene un efecto negativo (aunque deberíamos recordar que no todos los niños son felices en la escuela). Los NNA también tienen muchos motivos para sentir ansiedad acerca de su futuro o pueden sentir que tienen que renunciar a sus sueños o a soñar con un futuro mejor.

En el futuro, las niñas, niños y adolescentes afrodescendientes necesitarán una atención especial de parte de todos los que los aman y de las organizaciones de la sociedad civil y del Estado. A pesar de que los niñas/niños son más resilientes psicológicamente de lo que a veces pensamos (tal como lo muestra la evidencia de alrededor del mundo), muchos aún van a necesitar de ayuda. Esto es más cierto aún ya que los efectos económicos de la crisis de la pandemia posiblemente serán serios y la pobreza se incrementará. Las escuelas tienen un papel especial para asegurar que los estudiantes que no tienen acceso a la educación virtual puedan continuar su educación sin perjuicio. No es necesario que se pongan al día -es necesario evaluar dónde están- en su educación y retomar de allí para avanzar con confianza. Adicionalmente, el Estado junto a las organizaciones de la sociedad civil deben trabajar para hacer cumplir las leyes contra el abuso de los NNA. Más que nunca, en América Latina existe mayor conciencia de este problema, pero es momento de tomar medidas más fuertes para detener el abuso.

Finalmente, la juventud afrodescendiente puede también jugar un papel. Una encuesta realizada en mayo por el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible de América Latina y el Caribe 

(Unsdglac) encontró que “1 de cada 3 jóvenes de América Latina y del Caribe se han involucrado o liderado acciones en respuesta al COVID-19”. Esto es muy alentador y significa que los jóvenes están jugando un papel propio durante la pandemia. Todos estos esfuerzos de los jóvenes afrodescendientes deben ser estimulados por los líderes y por las organizaciones afro.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault