Martes, 19 Enero 2021

logo para cedet                                            Año 2021. Edición N° 13 / Registro ISSN-L: 2709-8079

TEMA Demandas y desinterés de los partidos políticos frente a los movimientos sociales afrodescendientes

 

D´Cimarrón N° 13

  • Movimientos sociales africanos: demandas y desinterios de los partidos políticos

    Movimientos sociales africanos: demandas y desinterios de los partidos políticos

    Breve historia de la integración latinoamericana Por Amauri Queiroz (Brasil) “Lo cierto es que nuestra latinoamericanidad, tan evidente para quienes nos miran

    Read More
  • Movimientos sociales afrodescendientes: demandas y desinterés de los partidos políticos []

    Movimientos sociales afrodescendientes: demandas y desinterés de los partidos políticos []

    Por Ana Mariela Araya Orellana (Chile) Con este artículo pretendo dejar en manifiesto la participación cada vez más empoderada de las

    Read More
  • Afrobolivianos: El Estado plurinacional y la participación política en un contexto de minoría

    Afrobolivianos: El Estado plurinacional y la participación política en un contexto de minoría

    Por Juan Carlos Ballivián (Bolivia) En el contexto de la Real Audiencia de Charcas (hoy Estado Plurinacional de Bolivia) al

    Read More
  • Movimientos sociales afrodescendientes demanda y desinterés de los partidos políticos

    Movimientos sociales afrodescendientes demanda y desinterés de los partidos políticos

    Por Beatriz Ramírez Abella (Uruguay)     Si tenemos que determinar algo podemos afirmar que los formas organizativas de las personas afrodescendientes

    Read More
  • Resistencia y educación: movimientos afrobrasileños contra el epistemicídio

    Resistencia y educación: movimientos afrobrasileños contra el epistemicídio

    Por Breno Gustavo Silva Freitas (Brasil) Desde hace mucho tiempo, en Brasil, los afrodescendientes constituyen un grupo de resistencia contra una

    Read More
  • Argentina, un país que se cree fenotípicamente blanca y culturalmente europea. ¡Argentina también es afro!

    Argentina, un país que se cree fenotípicamente blanca y culturalmente europea. ¡Argentina también es afro!

    Por Denise Luciana de Fátima Braz (Brasil) Durante un viaje de vacaciones a Buenos Aires, Argentina en 2012 decidí hacer

    Read More
  • Movimientos sociales afrodescendientes demandas y desinterés de los partidos políticos (´)

    Movimientos sociales afrodescendientes demandas y desinterés de los partidos políticos (´)

    Elmer Mauricio Enríquez Bermúdez (Guatemala) Los movimientos sociales se han formado de una u otra forma para hacer un gran

    Read More
  • La caída de partidos y la esperanza en los movimientos sociales

    La caída de partidos y la esperanza en los movimientos sociales

    Por Freddy Blanco (Venezuela) La historia política de Latinoamérica no se puede desvincular, en las últimas cinco décadas de la historia

    Read More
  • Movimiento afroperuano: entre el desinterés político y la ambigüedad del Estado

    Movimiento afroperuano: entre el desinterés político y la ambigüedad del Estado

    Por Martin Moya (Perú) La arquitectura sobre la cual se construye la idea de comunidad nacional enuncia un sentido contradictorio de

    Read More
  • 1
  • 2

Perú: marchas por la recuperación de la democracia

0
0
0
s2sdefault

Cecilia María Ramírez Arguedas (Perú)

Los votos de 105 Congresistas destituyeron el 9 noviembre del 2020 al presidente del Perú, el señor Martín Vizcarra por "incapacidad moral” cuando solo faltaban cinco meses para las elecciones generales convocadas para el 11 de abril del 2021.  Los argumentos que se utilizaron para declarar la vacancia presidencial fueron los presuntos sobornos que habría recibido Vizcarra para autorizar obras públicas cuando fue gobernador de la Región Moquegua, entre los años 2011 y 2014. Dichas acusaciones han sido negadas por Vizcarra. 

Al día siguiente, asumió el poder el presidente del Congreso, el señor Manuel Merino De Lama quien hasta hace algunos meses nadie sabía de su existencia.  Merino, fue elegido Congresista con 5000 votos por el partido Acción Popular para completar el año y medio restante del Congreso disuelto por el presidente Martín Vizcarra, el 30 de septiembre de 2019.

En los últimos tres años, los peruanos y peruanas hemos tenido cuatro procesos de vacancia presidencial.  Es así que el sistema político peruano en los últimos años ha funcionado como un juego corrupto.  Durante las campañas, los partidos políticos reciben aportes y ofrecen los mejores puestos en sus listas para el congreso. A más dinero, más destacadas tienen sus candidaturas. Esto ha ocasionado una política sin lealtades partidarias, sin relaciones entre los candidatos de los mismos partidos y aislándose de la población. Lo único que los ciudadanos y las ciudadanas notan con seguridad en los políticos es la obtención de la rentabilidad de sus aportes realizados durante las campañas a través de actos de corrupción en las obras públicas.  Mientras tanto, los financistas de la política peruana trabajan para explotar al Estado.  Coincidentemente, “los vacadores” tomaron el 

poder durante el tiempo que se establecía el presupuesto público para el año 2021, queriendo aumentar el gasto, incluir proyectos de inversión que no responden a un sustento técnico, eliminar los controles y orientarlo hacia sus intereses particulares. Una vez producido el cambio de gobierno por Merino, se vino evidenciando los intentos por debilitar el sistema de calidad universitaria respondiendo hacia intereses particulares.

Un claro ejemplo en los últimos meses, son las universidades privadas de baja calidad académica lideradas por los congresistas, cuyo esfuerzo ha sido librarse de la reforma universitaria que impide la estafa a jóvenes estudiantes peruanos.  Para fomentar la anulación de esta reforma, los dueños de estas Universidades captan políticos con el fin del que el Estado no se meta en sus negocios. 

Es así que  Manuel Merino es militante del partido político  Acción Popular,  cuyo líder principal es  Raúl Diez Canseco dueño de varias universidades; asimismo  el estudio de abogados de Antero Flores-Araoz, primer ministro  del gobierno de Merino,  ha defendido a la Universidad Telesup, cuyo dueño  es José Luna Gálvez quien afronta investigaciones judiciales que ha generado una orden de detención, además de ser el  fundador del Partido Podemos, cuyos congresistas fueron los que promovieron la vacancia de Vizcarra.  Por otro lado, César Acuña candidato presidencial por el partido Alianza Para el Progreso (APP); es dueño de varias universidades privadas ubicadas a nivel nacional.

Por otro lado, Edgar Alarcón el vocero de la bancada de Unión por el Perú, tiene actualmente treinta y seis procesos abiertos y ha apoyado la vacancia esperando que el flamante presidente Merino libere a su líder, Antauro Humala, preso por un motín denominado el ‘Andahuaylazo’ junto a ciento cincuenta seguidores etnocaceristas quienes tomaron la comandancia policial de la ciudad de Andahuaylas, en Apurímac entre los días 1 y 4 de enero del año 2005 y tuvo el trágico saldo de cuatro policías y dos rebeldes muertos. 

La fuerza de la juventud peruana

Desde el corto inicio de la gestión de Manuel Merino De Lama (seis días), la población peruana a nivel nacional se manifestó en las calles y en las redes sociales en contra del gobierno usurpador. También los que no pudieron salir de casa por la pandemia protestaron golpeando ollas y sartenes con cucharones o descargando apps que simulan el ruido de una cacerola; la población empezó a expresarse.

Con cinco días de marchas continuas, los y las activistas, amas de casa, trabajadores, trabajadoras y sobre todo los jóvenes enviaron al gobierno de Manuel Merino, a su primer ministro, y a los congresistas golpistas, a un rincón de la historia del Perú.

El balance ha sido lamentable; en los últimos días los peruanos y peruanas hemos sido testigos de la violenta represión y la grave violación a los derechos humanos por parte de agentes del Estado.

Una represión policial brutal durante la segunda marcha pacífica en el centro de Lima quitó la vida a dos jóvenes: Inti Sotelo de 24 años y Brian Pintado de 22 años, dos estudiantes. Además hubo más de doscientos heridos por diversos tipos de proyectiles, tres de ellos aún graves, todo ello cuando efectivos policiales reprimieron a la multitud congregada entre el Parque Universitario y la Plaza San Martín.  

Este hecho, propició la renuncia de Manuel Merino y de su gabinete el domingo 15 de noviembre y ha conmovido a todo el país, que se ha solidarizado con los familiares de los jóvenes. Actualmente, el ministerio público ha iniciado dos investigaciones preliminares: una al expresidente Manuel Merino De Lama, al expremier Antero Flores-Aráoz y al exministro del interior, Gastón Rodríguez, por el delito de homicidio culposo; y otra, contra los que resulten responsables, por homicidio en el contexto de graves violaciones de derechos humanos.

La necropsia de los cuerpos ha confirmado que ambos manifestantes perdieron la vida por graves heridas causadas por impactos de armas de fuego. Brian Pintado recibió once disparos de perdigones que dañaron su cráneo, cara, cuello, brazos y tórax. En el caso de Inti Sotelo, se halló cuatro impactos de perdigones cerca al corazón, que habrían ocasionado su muerte. 

“Fuera Merino”, “Merino no es mi presidente”, “Este Congreso, no me representa” fueron las arengas escuchadas durante las marchas y era una consigna que unía a los jóvenes hoy llamados “la generación del bicentenario” quienes manifestaron estar hartos de la clase política.

Es que la actual crisis política ha puesto en evidencia la precariedad de nuestra institucionalidad y del sistema democrático. 

Durante las marchas entre los jóvenes no existía un protagonista o un líder, sino que predominaban los grupos por sobre las individualidades. Todos eran protagonistas. 

Esta lucha, no es solamente de los jóvenes, sino también de los padres de familia que buscan un mejor futuro para sus hijos, de los trabajadores y las trabajadoras que luchan por sus derechos laborales entre muchas cosas más. Se trata de un nuevo espacio de libertad, aún no se le conoce como un proyecto político, porque parece que no lo necesitan.

Ante la renuncia de Manuel Merino el martes 17 de noviembre, el señor Francisco Sagasti asumió la presidencia transitoria del país, abriendo la posibilidad de recuperar la confianza quebrada entre la ciudadanía y el Estado.

Desde la sociedad civil, seguiremos con atención lo que acontezca en los próximos días. Son momentos cruciales para el país, y hacemos un llamado a las autoridades para que se continúe velando por la separación de poderes, el respeto a los derechos humanos y la búsqueda de una solución pacífica que garantice el estado de derecho.

El Estado peruano le debe al país un sincero pedido de perdón por todo lo ocurrido y debe garantizar una transición con respeto irrestricto a los derechos humanos, incluyendo la lucha contra la violencia, la discriminación de género, étnico-racial y toda forma de exclusión.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault