Martes, 19 Enero 2021

logo para cedet                                            Año 2021. Edición N° 13 / Registro ISSN-L: 2709-8079

TEMA Demandas y desinterés de los partidos políticos frente a los movimientos sociales afrodescendientes

 

D´Cimarrón N° 13

  • Movimientos sociales africanos: demandas y desinterios de los partidos políticos

    Movimientos sociales africanos: demandas y desinterios de los partidos políticos

    Breve historia de la integración latinoamericana Por Amauri Queiroz (Brasil) “Lo cierto es que nuestra latinoamericanidad, tan evidente para quienes nos miran

    Read More
  • Movimientos sociales afrodescendientes: demandas y desinterés de los partidos políticos []

    Movimientos sociales afrodescendientes: demandas y desinterés de los partidos políticos []

    Por Ana Mariela Araya Orellana (Chile) Con este artículo pretendo dejar en manifiesto la participación cada vez más empoderada de las

    Read More
  • Afrobolivianos: El Estado plurinacional y la participación política en un contexto de minoría

    Afrobolivianos: El Estado plurinacional y la participación política en un contexto de minoría

    Por Juan Carlos Ballivián (Bolivia) En el contexto de la Real Audiencia de Charcas (hoy Estado Plurinacional de Bolivia) al

    Read More
  • Movimientos sociales afrodescendientes demanda y desinterés de los partidos políticos

    Movimientos sociales afrodescendientes demanda y desinterés de los partidos políticos

    Por Beatriz Ramírez Abella (Uruguay)     Si tenemos que determinar algo podemos afirmar que los formas organizativas de las personas afrodescendientes

    Read More
  • Resistencia y educación: movimientos afrobrasileños contra el epistemicídio

    Resistencia y educación: movimientos afrobrasileños contra el epistemicídio

    Por Breno Gustavo Silva Freitas (Brasil) Desde hace mucho tiempo, en Brasil, los afrodescendientes constituyen un grupo de resistencia contra una

    Read More
  • Argentina, un país que se cree fenotípicamente blanca y culturalmente europea. ¡Argentina también es afro!

    Argentina, un país que se cree fenotípicamente blanca y culturalmente europea. ¡Argentina también es afro!

    Por Denise Luciana de Fátima Braz (Brasil) Durante un viaje de vacaciones a Buenos Aires, Argentina en 2012 decidí hacer

    Read More
  • Movimientos sociales afrodescendientes demandas y desinterés de los partidos políticos (´)

    Movimientos sociales afrodescendientes demandas y desinterés de los partidos políticos (´)

    Elmer Mauricio Enríquez Bermúdez (Guatemala) Los movimientos sociales se han formado de una u otra forma para hacer un gran

    Read More
  • La caída de partidos y la esperanza en los movimientos sociales

    La caída de partidos y la esperanza en los movimientos sociales

    Por Freddy Blanco (Venezuela) La historia política de Latinoamérica no se puede desvincular, en las últimas cinco décadas de la historia

    Read More
  • Movimiento afroperuano: entre el desinterés político y la ambigüedad del Estado

    Movimiento afroperuano: entre el desinterés político y la ambigüedad del Estado

    Por Martin Moya (Perú) La arquitectura sobre la cual se construye la idea de comunidad nacional enuncia un sentido contradictorio de

    Read More
  • 1
  • 2

La dictadura que acabó en cuestión de días...

0
0
0
s2sdefault

Desireé Huaranga Nalbarte (Perú)

Hace unas semanas el país entero salió a las calles al observar que el Congreso, el cual venía haciendo leyes a espaldas del pueblo, dio una última estocada al vacar a un presidente que debe ser investigado. 

El día que todo explotó ya había gente en las calles exigiendo la renuncia del dictador Merino, entre la gente se observaba una juventud bastante indignada por esta política tradicional que adolece todas las enfermedades de transmisión social (clasismo, machismo, xenofobia, etc.), una clase política que no representa a la juventud, a las mujeres, a los trabajadores y que, sin ser adivinos, sabíamos que iba a gobernar nuevamente para los de arriba. 

Acostumbrados a una prensa vendida que solo se dedica a desvirtuar noticias y a sindicar a todo manifestante de pertenecer a una organización que hizo mucho daño al pueblo peruano durante el conflicto armado interno, aparecieron dos consignas claves: “Ni merino, ni Vizcarra”, “Nueva Constitución”. La primera, era una respuesta a esta prensa que indicaba que las marchas eran para defender a Vizcarra, pero la juventud fue firme y dijo no, no se trata de personalismos, no queremos ni a él ni al nuevo dictador y, aquí viene la otra consigna, para cambiar el sistema político tradicional hay que cambiar esta constitución hecha en una dictadura que representa y avala todos los males que vive nuestro país. Los jóvenes ya no queremos ponerle parchecitos y hacer que funcione de una u otra manera, se necesitan cambios profundos para pensar una nueva forma de vida y de hacer un Estado que sea popular, soberano y paritario, donde seamos nosotros y nosotras quienes pongamos las reglas de juego.

D1

Diseño CEDET / Fotografía de Internet

El tsunami empezó a crecer, ya no solo se veía personas que estaban en los 20’s sino también escolares en las calles o moviéndose en redes sociales, difundiendo, concientizando sobre la situación política de nuestro país. Ya no éramos los pocos gatos de siempre que pedimos cambiar este sistema neoliberal, ya no estábamos solos, nos respaldaban otros jóvenes, mujeres en primera línea desactivando lacrimógenas, brigadas médicas y como bien decía Gioconda Belli “la solidaridad es la ternura de los pueblos”. Eso se vio reflejado aquel jueves cuando muchos compañeros fueron heridos por una Policía represiva que disparó sin problema, como siempre lo ha hecho en diferentes conflictos sociales que hemos vivido, sobre todo fuera de Lima. Las redes sociales se dispararon denunciando los hechos, la gente quería apoyar desde sus casas, el Perú entero estaba indignado... Lo peor ocurrió el sábado 14 de noviembre, dos jóvenes que salieron a defender su patria perdieron la vida por culpa del dictador y sus secuaces, se escuchaban cacerolazos, la gente lloraba las muertes injustas, el ministro del interior y la Policía se lavaban las manos después de amedrentar a los familiares de estos. Tras ello, se rompió el vínculo ciudadano-policía y tardará muchísimo en volver a construirse. Las muertes de Inti y Jack no deben quedar impunes, quizá el tsunami empiece a bajar con el pasar de los días, pero no debe ser así, aún quedan consignas por las que luchar, no basta con la renuncia de Merino, no basta con un Sagasti como presidente, nunca bastará porque solo el pueblo salvará al pueblo.


Biografía

Desireé Huaranga Nalbarte es estudiante de 9no ciclo de Sociología de la Universidad Nacional Federico Villarreal, activista, feminista y socialista.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault