Viernes, 26 Noviembre 2021

logo para cedet                                            Año 2021. Edición N° 15 / Registro ISSN-L: 2709-8079

TEMA En memoria de Carlos Velarde Reyes (Cito). A cinco años de su partida. Sus documentos de trabajo y opiniones que guardan vigencia

COLUMNISTAS

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

La perspectiva de lucha identitaria

0
0
0
s2sdefault

 

¿Los Afrodescendientes estamos tan contentos como para      celebrar el Día de la Cultura Afroperuana sin ningún tipo de cuestionamiento, ni exigencia, ni posición firme, ni reivindicaciones? (Rafo Santa Cruz).

Cuando el gobierno de Toledo crea la CONAPA, a partir de la Secretaría de asuntos indígenas, tiene que incorporar el tema de los afroperuanos, ya que estaba incluido en la agenda de la antigua secretaría, y el proyecto sustento del Banco Mundial lo consideraba así. Esta nueva institución debía conformar un directorio con representantes de los pueblos de acuerdo a la costumbre de los mismos para generar la elección. En esos momentos, casi por aclamación surgió el nombre de Rafael Santa Cruz como representante, ya que en medio de la dispersión de los afrodescendientes peruanos, era la personalidad más destacada y reconocida, era un legítimo representante. Lástima que, como en muchos casos de organismos creados como entes participativos, el puesto ya estaba destinado por los linderos políticos.

La perspectiva de Rafael siempre fue identitaria. En el campo musical, con el que comienza su trabajo público, y en compañía de su hermano Octavio, toman la música afroperuana como motivo principal, no porque vivieran en un medio en el cual tuvieran un acceso inmediato a las tradiciones, sino como un esfuerzo para retomar aquellas tradiciones que se estaban perdiendo. Se preocupó de investigar el origen, el devenir y las formas actuales de cada expresión musical, incorporándolas en su ejecución. Cada vez que efectuaban una interpretación, expresaban el contenido histórico cultural del mismo, en especial lo hacía Rafael, quien en esos casos realizaba una actividad docente que luego se replicaba en las aulas y auditorios.

¿Qué era la identidad para un afrodescendiente con un cincuenta por ciento de hispanidad? Es la identidad en el lugar de nacimiento, la forma de ser en su país y de su país en el mundo. Es una combinación de una percepción externa por la cual se le asigna el carácter de negro y la vivencia cultural de pertenecer a una familia orgullosa de su composición étnica y su cultura. Es importante su percepción de cultura “… no podemos hablar de la cultura peruana sin tener en cuenta el importante legado de los afrodescendientes, más allá del color de la piel...”, publicado en su página de facebook. De aquí podemos inferir tres componentes importantes de lo que entiende por identidad.

  1. Es constitutiva de la cultura peruana.
  2. Es importante, trascendente, fundamental.
  3. Supera la concepción simplista del color de la piel.
  1. La identidad afro como constitutiva de la cultura peruana. No se puede afirmar la identidad afroperuana independiente de ese elemento común que es el ser peruano. No es que se construya una cultura aparte, un gueto como en Estados Unidos, por ejemplo, es formado en interacción total con los grupos sociales existentes. Construido en conjunto con aquellos grupos con los que comparte el pathos de una condición desfavorable. Para Rafael existe identidad afroperuana conformada en una consciente afirmación de peruanidad. Está implicada en ella, y no puede separarse de la misma. No se es afroperuano independientemente de ser peruano, pero tampoco se puede ser peruano sin tener por ello el elemento afroperuano.
  2. Pero esta constitución de lo peruano no es una incorporación surgida del devenir, no es un simple aporte de una minoría que también va fusionándose en la cultura peruana. Para Rafael este aporte es fundamental, es decir está en las raíces constitutivas de la peruanidad. Por su trabajo se entiende que lo mire desde la perspectiva musical. Desprenderse de los elementos afros en la música peruana es tan difícil como hacerlo de los elementos andinos. Pero es mucho más que eso, no se queda en la música, sino que la música permite intuir algo que está en todas las manifestaciones culturales peruanas. El lenguaje, las costumbres cotidianas, la forma de asumir el trabajo, la productividad, en general, tienen ese contenido afroperuano indesprendible de las otras raíces fundamentales. Al mismo tiempo, la necesidad de afirmarlo expresa la situación de invisibilidad, esa situación que minimiza o niega el aporte de los afroperuanos como grupo humano, como cultura, como constructores de la cultura. Por ello la necesidad de resaltar los aportes, es así que por el lado artístico fundara Perú Afro como grupo de música tradicional afroperuana, y sea parte de la fundación de la organización Cimarrones, con la finalidad de expresar una propuesta social de identidad afroperuana. Fue, con ellos, parte del equipo que elaborara el Quinto Suyo,[1] propuesta en la que, reconociendo la conformación social peruana por cuatro grupos geográficos que son los cuatro suyos desde el incanato, integraran un quinto suyo venido desde África, pero establecido totalmente en Perú.
  3. Esta identidad afroperuana está por encima de las consideraciones melanímicas, precisamente porque al ser inseparable de lo peruano, no puede distinguirse como tal de forma exclusiva sino como tradiciones que se van dando en el devenir de la vida conjunta de la población. Lo tenía muy presente, pues difícilmente hubiese existido Rafael si la identidad correspondiese a un grupo cerrado. Producto de una actividad universal de su padre, torero con actividad en España donde conoce a su esposa y madre de Rafael, muy niño vive en España su primera infancia y vuelve en la pubertad a un barrio popular como Breña. En él está integrado el barrio, así como está nutriéndose de la cultura afroperuana en la relación con su familia Santa Cruz y la de otra importante familia afrodescendiente como son los Vásquez. La cultura es transmisión cultural, no de melanina o color de piel.

En medio de todo esto, su perspectiva estaba en la necesidad de visibilizar la cultura afro, de resaltar sus aportes, de difundir su historia. Bajo esta perspectiva realizaba su labor docente y docente, su trabajo artístico y comunicacional, sus actividades en grandes o pequeños eventos. Un trabajo diario y constante que dejó muchos discípulos que lo van replicando.

Lunes, 25 de agosto de 2014.


[1] El Quinto Suyo es un documental, obra póstuma bajo la dirección de Fernando Espinoza, quien también era miembro de Cimarrones con Rafael Santa Cruz.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault